domingo, 4 de febrero de 2018

Comentario crítico: "Peregrino" - Luis Cernuda

En la siguiente entrada se presenta el comentario crítico del poema Peregrino, recogido en la obra Desolación de la quimera, de Luis Cernuda.




Peregrino
¿Volver? Vuelva el que tenga,
Tras largos años, tras un largo viaje,
Cansancio del camino y la codicia
De su tierra, su casa, sus amigos,
Del amor que al regreso fiel le espere.


Mas, ¿tú? ¿Volver? Regresar no piensas,
Sino seguir libre adelante,
Disponible por siempre, mozo o viejo,
Sin hijo que te busque, como a Ulises,
Sin Ítaca que aguarde y sin Penélope.


Sigue, sigue adelante y no regreses,
Fiel hasta el fin del camino y tu vida,
No eches de menos un destino más fácil,
Tus pies sobre la tierra antes no hollada,
Tus ojos frente a lo antes nunca visto.


Luis Cernuda, Desolación de la quimera, 1962



Estructura externa:
El texto se divide en 15 versos de extensión similar y sin rima, por lo que el autor hace uso del verso libre.


Estructura interna:
En cuanto a las ideas presentadas, se divide en:
1ª parte - 1ª estrofa: hace referencia a abandonar un sueño, un camino previamente establecido.
2ª parte - 2ª estrofa: se refiere a un destinatario, desconocido para el lector, el cual no teme seguir dicho camino, por lo que no lo abandonará.
3ª parte - 3ª estrofa: anima a dicho destinatario a seguir este camino, esta idea, pues conseguirá algo, como una recompensa o el simple mérito de alcanzar algo que nunca nadie ha conseguido.


Tema:
Rechazo al abandono y perseverancia ante cualquier adversidad.


Resumen:
El autor se pregunta si debería “volver”, y pronto enuncia que vuelva aquel cuyo “viaje” ha sido más que duradero. En cambio, alienta a un destinatario desconocido a proseguir su trayectoria, y a hacerlo mejor aún, pues le aconseja: “no eches de menos un destino fácil”.

Comentario crítico:
El poema presentado se corresponde a la obra Desolación de la quimera, del autor sevillano Luis Cernuda. Se clasifica como un texto literario en cuanto a su contenido. En referencia al registro empleado, no hace uso de un vocabulario especialmente culto.
Conociendo a Cernuda y la etapa en la que fue escrito este poema, el texto cobra un sentido diferente, pues en él, habla consigo mismo. Es decir, hace una especie de autorreflexión sobre si volver o no de su exilio en México, aún conociendo su respuesta, que resulta ser negativa.
Cernuda habla de volver, de volver a su país, a su tierra. Y no parece convencido de hacer tal cosa. Contempla a España con cierto desprecio, como “un país de todo nace muerto, vive muerto y muere muerto”, como dice en cierto momento en esta obra. Los rasgos autobiográficos presentes dejan ver al autor como alguien aislado, sin compañía alguna. Pero no apenado por ello, todo lo contrario, pues tiene fuerzas para seguir adelante y para lograr aquello que se proponga.
Resulta admirable la fuerza de voluntad expresada por el autor, pues no todo el mundo es capaz de sobrellevar la soledad de una forma tan “productiva”, por así decirlo. Para Cernuda, su condición sexual fue algo destacado en la época, llegando a reconocer que él era “un naipe cuya baraja se ha perdido”. Aun así, ha sido capaz de transmitir valores que hoy en día se tienen cada vez más en cuenta, como lo es la tolerancia ante todo aquello que pueda resultar diferente. Dicha tolerancia determina el progreso de una sociedad, ya que muestra el comportamiento social a nivel de convivencia con cualquier otra persona. Una sociedad tolerante define un futuro próspero, y unas ideas abiertas y respetuosas garantizan el verdadero desarrollo.
Por suerte o por desgracia, el autor nos deja con esta obra, de cierto carácter autobiográfico, lo cual es bueno por una parte, debido a las ideas que desarrolla y cómo las desarrolla; y no tan bueno por otra parte, pues al fin y al cabo, refleja sentimientos de soledad, de tristeza…, que, dado el mundo en el que vivimos, vemos que ha sido posible un avance a nivel humano, con todo lo que el término conlleva.

domingo, 28 de enero de 2018

Tarea sobre la lectura - Parte II: Ensayo sobre los autores y las autoras de la Generación del 27

Esta tarea corresponde a la segunda parte, con respecto a la recopilación de poemas anteriormente publicada. En ella, se exponen diversos aspectos acerca de la importancia que no llegaron a recibir las autoras de la Generación del 27.



Es sabido que muchos españoles, tanto hombres como mujeres, han llegado a ser reconocidos como autores y autoras a lo largo de la historia. En el caso de las conocidas como: las “Sinsombrero”, durante la Generación del 27, dicho reconocimiento y popularidad se vieron influenciadas por factores externos, entre los cuales destaca la dictadura, sufrida entre los años 1923 y 1930 , o el simple juicio de los autores frente a las obras artísticas creadas y llevadas a cabo por las “Sinsombrero”. A pesar de que la relación entre artistas, tanto hombres como mujeres, fuese de lo más enriquecedora, hasta llegar al punto de que incluso se formaran ciertas parejas, no se puede asegurar que ambos sexos contaran con el mismo apoyo o popularidad.

Su condición femenina les hizo más difícil seguir el mismo camino que seguían los autores, lo cual derivó en la infravaloración de la obra de cada una de las “Sinsombrero”. Y puede darse por sentado que fue, principalmente, debido al machismo presente en la época, y como consecuencia, a la anteposición del hombre frente a la mujer, pues los temas tratados por autoras resultan ser de igual “calidad”, por así decirlo. En cuanto a la formalidad dentro de la poesía desarrollada por las autoras del 27, hay cierta variedad, y coinciden en gran medida con la de los autores. La cuestión está en como se veía el futuro de una mujer: una ama de casa, una esposa… desarrollaba cualquier actividad en función del punto de vista masculino, lo cual las obligaba a perpetrar una lucha continua, que pocas veces daba resultado como tal, es decir, un resultado a nivel independiente del hombre. Aún así, muchas mujeres fueron capaces de dedicarse al arte, ya sea mediante la pintura, la literatura, la escultura, etc. Lo cual obtuvieron tras realizar muchos sacrificios, para al fin y al cabo, ser meramente aceptadas.
El problema de la reivindicación también se vio ralentizado debido al régimen dictatorial acontecido entre los años 1923-1930, pues España estaba sometida bajo la dictadura de Primo de Rivera. Al igual que los autores, muchas autoras tuvieron que exiliarse, pues temían ser perseguidas por dicho régimen, debido al trágico fusilamiento de Lorca. A pesar de ello, no tomaron este hecho como excusa para dejar de lado el mundo literario, pues Concha Méndez, que fundó una imprenta en España junto a su marido, el poeta Manuel Altolaguirre, también fundó otra imprenta durante su exilio en México, entre otros lugares en los que residió. Desde allí ayudó a editar y publicar obras de sus compañeros escritores que, al igual que ella, vivían bajo el exilio.

En la actualidad, y tras un gran esfuerzo feminista, existen gran cantidad de escritoras que cuentan con cierta popularidad, y que gozan de dicho prestigio dado a la evolución de la sociedad. Una pregunta puede resumir dicho proceso de evolución: ¿es que conforme ha pasado el tiempo, han mejorado sus habilidades literarias o han desarrollado una literatura totalmente innovadora? La respuesta no es afirmativa, por tanto, se obtiene una clara conclusión: durante la Generación del 27, las autoras fueron aceptadas, en cambio, los autores fueron reconocidos.

Tarea sobre la lectura - Parte I: Autores y autoras de la Generación del 27

La siguiente tarea, realizada en la plataforma Padlet, recoge una serie de poemas de autores de la Generación del 27, bajo el nombre de una revista cultural de la época, que contó con cierto prestigio, pues en ella colaboraron autores como Rafael Alberti, Ramón Gómez de la Serna, Salvador Dalí y Federico García Lorca, entre otros.



Hecho con Padlet

lunes, 4 de diciembre de 2017

Comentario crítico: "A José María Palacio" - Antonio Machado

En la siguiente entrada se expone el comentario crítico sobre el poema "A José María Palacio", de Antonio Machado.




A José María Palacio

Palacio, buen amigo,
¿está la primavera
vistiendo ya las ramas de los chopos
del río y los caminos? En la estepa
del alto Duero, Primavera tarda,
¡pero es tan bella y dulce cuando llega!...


¿Tienen los viejos olmos
algunas hojas nuevas?


Aún las acacias estarán desnudas
y nevados los montes de las sierras.


¡Oh, mole del Moncayo blanca y rosa,
allá, en el cielo de Aragón, tan bella!


¿Hay zarzas florecidas
entre las grises peñas,
y blancas margaritas
entre la fina hierba?


Por esos campanarios
ya habrán ido llegando las cigüeñas.


Habrá trigales verdes,
y mulas pardas en las sementeras,
y labriegos que siembran los tardíos
con las lluvias de abril. Ya las abejas
libarán del tomillo y del romero.


¿Hay ciruelos en flor? ¿Quedan violetas?


Furtivos cazadores, los reclamos
de la perdiz bajo las capas luengas,
no faltarán. Palacio, buen amigo,


¿tienen ya ruiseñores las riberas?


Con los primeros lirios
y las primeras rosas de las huertas,
en una tarde azul, sube al Espino,
al alto Espino donde está su tierra.


Baeza, 29 de abril de 1913.




Estructura externa:
Se aprecian once estrofas, que comparten una estructura irregular: tienen desde uno a seis versos.

Estructura interna:
Se diferencian las siguientes partes:

    • 1ª parte: versos 1-26. Relata las características de la primavera, que pueden apreciarse en Castilla. Nombra flores, árboles, montañas, pájaros… emplea el campo semántico de la naturaleza.
    • 2ª parte: versos 27-32. Le pide a quien se dirige en el poema, José María Palacio, que acuda a visitar la tumba de su amada: Leonor, que se encuentra en el cementerio del Espino, en Soria.

Tema:
La añoranza de su esposa a través del paisaje soriano.


Resumen:
La estética del poema gira en torno a la naturaleza, concretamente, en aquella presente en el territorio de Soria. En esta obra, Machado hace alusión a “las zarzas florecidas”, a “la fina hierba”, a “las primeras rosas de las huertas”, etc. Relaciona el campo semántico de la naturaleza con el mensaje que desea transmitir a su amigo soriano, José María Palacio: acudir a la tumba de la difunta esposa del autor sevillano.

Comentario crítico:
El texto presentado es un poema de Antonio Machado, incluido en Campos de Castilla. En cuanto a su contenido, se clasifica como un texto literario. Se trata de un poema descriptivo. Realiza una descripción, mientras evoca cada detalle, con cierto tono melancólico, que se aprecia en mayor medida en los versos finales. Abundan los sustantivos. No emplea un vocabulario culto ni hace uso de símbolos. Durante la composición, mantiene un contacto constante con el receptor, José María Palacio, a quien pregunta sobre el paisaje que detalla.

Cabe destacar que el poema está fechado, e incluso indica el lugar (Baeza), algo inusual en este autor, quien raramente indica el año, y mucho menos el mes en que redacta cada composición. Este hecho nos señala el verdadero formato: se trata de una carta.

Machado destaca por expresarse de forma taciturna, y este caso no es una excepción. Resulta curioso reconocer el verdadero propósito de la obra. Es admirable la relación que establece entre su paisaje más amado, el de Castilla, y el amor de su vida, Leonor. A pesar de utilizar un vocabulario sobrio, sin muchos términos difíciles de comprender, la belleza y la nostalgia que transmite califican a este poema-misiva como una de las mejores composiciones de Machado. Define con cierta precisión la etapa que afronta en ese momento: el reciente fallecimiento de su esposa, seguido de su marcha a Baeza, lugar desde el cual le es incapaz evitar recordar tiempos pasados en el territorio castellano.

La evidente soledad que inunda al autor debe ser frustrante, pues resulta dolorosa la idea de vivir sin alguien que te daba vida.

viernes, 27 de octubre de 2017

Comentario crítico: Texto 5 (El árbol de la ciencia)

En esta entrada se expone el comentario crítico realizado con respecto a un fragmento de la novela El árbol de la ciencia, de Pío Baroja.



Estructura externa:
Se trata de un texto que no presenta una estructura definida, puesto que es un diálogo.

Estructura interna:
El fragmento puede dividirse en las siguientes partes:
- 1ª parte: líneas 1-7. Al comienzo, tras una breve introducción de apenas dos líneas, Iturrioz marca su postura mediante la idea que va a desarrollar a lo largo del diálogo junto a Andrés: “la lucha constante” que supone la vida.
- 2ª parte: líneas 8-39. Tras escuchar por parte de Iturrioz que “la vida es una lucha constante”, Andrés niega su apoyo hacia esta idea, pues define el concepto de “lucha” como un término meramente antropomórfico. Iturrioz ejemplifica su discurso mediante el uso de seres vivos, acabando su argumentación en el siguiente punto: los conflictos han sido creados por el hombre, pues estos generan un vencedor y un vencido, y a su vez, la justicia y el interés humano parecen tener su origen en una misma base.
- 3ª parte: líneas 40-50. Iturrioz concluye el diálogo contándole a Andrés los dos caminos que puede tomar en relación al concepto de justicia: la indiferencia total ante cualquier hecho, o la limitada acción en favor de dicha igualdad.


Tema:
La justicia como interés humano, poco efectiva a nivel global.


Resumen:
Tras no hallar una conclusión con respecto a lo vivido en la vecindad de Lulú y en el hospital, Andrés acude a casa de su tío Iturrioz, el cual le explica que los seres vivos tienden a ocupar un espacio para poder crecer, y después reproducirse. Este proceso lleno de dificultades, que denomina como “lucha”, está relacionado con el término de “justicia”, pues es la manera en la que se determina un vencedor y un vencido, siempre desde el interés humano.
En cuanto a este último concepto, Iturrioz recomienda dos alternativas: no prestar atención y no actuar en favor de la justicia, o actuar dentro de un entorno restringido.


Comentario crítico:
El texto presentado es un fragmento del libro El árbol de la ciencia, concretamente al final de la segunda parte de esta novela autobiográfica, cuyo autor es Pío Baroja, y fue escrita en 1911. Se trata de un texto literario, y en cuanto a su modalidad se clasifica como un texto narrativo-descriptivo. Baroja emplea un vocabulario simple, y se expresa de forma directa.
Baroja refleja su pesimismo en, prácticamente, la totalidad de la obra. En este fragmento, se  percibe por parte de Iturrioz, quien sugiere directamente no actuar o actuar en un entorno lo más pequeño posible, siempre que se pretenda producir un cambio en la sociedad; en este caso, en cuanto a la justicia dentro de la misma.
Si la realidad de España expresada en la novela, extremadamente deprimente, hubiese sido completamente real, esta filosofía de vida habría acabado con dicho país; pues parece un bucle que acrecienta la destrucción emocional del mismo: durante la situación actual de desánimo y frustración, se le suma esta filosofía, este pensamiento tan negativo, que anula cualquier iniciativa o idea de cambio social. La mejora y el progreso parecen no tener cabida.
Aplicado a la actualidad, los hechos que perjudican a un individuo o a un colectivo no deben pasar impunes debido a la indiferencia de aquellos que lo presencian. Un ejemplo claro es el bullying. ¿Es que alguien cree que no se debe actuar para frenar dicha práctica? Sin mucha reflexión al respecto, la primera parte de la filosofía de Iturrioz quedaría descartada en este caso. En cambio, la otra opción que proporciona es totalmente válida. La víctima puede contar con el apoyo de familiares y amigos, lo que Iturrioz define como una “acción justiciera” dentro de un “círculo pequeño”.
Probablemente, entre la oscura y pesimista reflexión de Iturrioz, haya un atisbo de luz, pues los cambios radicales dentro de una sociedad no surgen y se presentan de manera espontánea. Todo requiere un proceso, empezando siempre desde una base a la que todo el mundo tenga alcance. Puede que Iturrioz, cansado del desánimo constante, hallara la solución sin ni siquiera estar consciente de ello como para darse cuenta.




Documento con fragmentos de El árbol de la ciencia (incluye el texto del que se ha realizado el comentario crítico)